3 SIMPLES ESTRATEGIAS PARA DESARROLLAR TU RESILIENCIA

Lunes 28 de octubre.- Todos tenemos la capacidad de sobreponernos a periodos de dolor emocional y situaciones adversas.

Es por ello que a continuación te recomendamos seguir al pie de la letra 3 sencillas estrategias para desarrollar tu resiliencia y, de paso, conseguir tus objetivos trazados en la vida.

1. Contarte otra historia

Todos tenemos un narrador interno que tiende a exagerar cuando vivimos tiempos difíciles. Este
narrador suele decirnos que será así por siempre. Cuando se trata de imaginar el impacto y duración de los eventos dolores, y proyectarlos hacia el futuro, tendemos a exagerar muchísimo. A esta conclusión han llegado los doctores

Tim Wilson y Dan Gilbert, quienes en sus estudios de pronóstico afectivo han encontrados que las cosas malas nos hacen sentir mal pero no por tanto tiempo como pensamos ni con tanta intensidad.

Wilson explica que existe un sistema inmunológico psicológico que cura nuestras heridas emocionales, lo cual ayuda a relativizar nuestras vivencias dolorosas, de modo que con el paso del tiempo el narrador interior comienza a contarnos una historia más agradable.

2. Cambia tu actitud

La actitud es uno de los nutrientes principales que ayuda que nuestra resilencia se exprese. Con una actitud de crecimiento, encontraremos que muchas de nuestras fortalezas siempre estuvieron ahí pero nuestra ceguera nos impedía verlas.

Por ejemplo, en lugar de decir “no puedo, esto no me sale bien, me rindo, suficiente, no puedo hacerlo mejor, es demasiado complicado, nunca lo logaré. Podemos hacer el siguiente contrapunto: ¿qué puedo hacer para mejorar?, probaré algo nuevo, siempre puedo mejorar,
seguiré aprendiendo, etc.

3. Enfrentar tus miedos

Algunos profesionales utilizan la llamada “terapia de exposición” para cambiar las asociaciones
negativas que en el pasado establecimos con determinados estímulos. Nos exponemos lenta y repetidamente a eso que tanto nos asusta.

Por ejemplo, si nos aterra la opinión ajena, y esto nos convierte en personas poco sociables y comunicativas, nos exponemos en pequeñas dosis a ese miedo que nos bloquea, podemos asistir a reuniones, interactuar más de lo habitual.

De esta forma, vamos superando el miedo a través del acto sostenido de enfrentar las emociones que tanto nos molestan. La idea de esta última estrategia no es eliminar nuestros miedos de un plumazo, sino encontrar contacto con nuestro valor y nuestra resilencia.

En conclusión, recordar que todos poseemos esa capacidad natural de superar adversidades llamada resiliencia.

Deja un comentario